Wallmapu: Resistencia mapuche rechaza diálogo con el gobierno bajo ocupación militar del Estado chileno

por Andrés Figueroa Cornejo

Tal como era posible avizorar de antemano, la resistencia mapuche en el Wallmapu es una de las dimensiones más complejas que pretende enfrentar la novísima administración de La Moneda encabezada por Gabriel Boric.

En un viaje relámpago, la ministra del Interior Izkia Siches y su comitiva, intentó ingresar a la zona de Temucuicui, en la región de La Araucanía, con el fin de reunirse con Marcelo Catrillanca, padre del asesinado mapuche Matías Catrillanca a manos de carabineros, cuando fue recibida por acciones de autodefensa de los mapuche en lucha, debido, entre otras causas, al gran contingente militar y policial con el cual se movilizaba. Disparos al aire obligaron a la comitiva gubernamental a refugiarse en la subcomisaría de Ercilla, luego de lo cual se traladó a la municipalidad de Ercilla, donde llegó Catrillanca para hablar con la jefa del Interior, sin antes manifestar que, «yo pensé que era familiar, una conversación protocolar, nada más, sólo íbamos a conversar sobre el tema familiar. Nosotros no tenemos confianza con los gobiernos».

En terreno mismo se encontraba el equipo de prensa mapuche Werken Noticias, el cual, a poco rato de los acontecimientos, emitió un video donde dos de sus comunicadores señalaron que, “mientras la comitiva del gobierno ingresaba a la comunidad de Temucuicui, se escucharon disparos al aire, no más que eso. Lo que mayormente nos llamó la atención fue el gran despliegue militar y policial que se desarrolló en el pueblo de Ercilla, con vehículos blindados, drones y helicópteros. Es lo mismo que ha ocurrido con los gobiernos anteriores, lo que nos deja un sabor amargo”.

Los periodistas agregaron que, “queremos dejar muy en claro que en ningún momento hubo un ataque directo a la comitiva. Luego, en el interior de la municipalidad de Ercilla, se realizó la reunión entre la gente del gobierno con la familia de Camilo Catrillanca. También queremos denunciar que uno de los medios televisivos que estaba fuera de la alcaldía se ocupó de mostrar el deterioro que había sufrido una de sus camionetas mientras retrocedía, como si se tratara del resultado de un ‘ataque mapuche’”.

Werken Noticias indicó que, “si el nuevo gobierno busca un ‘nuevo trato’ con las comunidades mapuche en resistencia, no puede ser con más militarización. Las autoridades ancestrales de la zona han manifestado su disposición al diálogo, pero sobre la base de la comunidad y su autonomía territorial. Nosotros le recomendamos al gobierno que el diálogo del que habla tiene que ser con todas las comunidades y no sólo con aquellos grupos mapuche que se quedan satisfechos con migajas del Estado chileno. O sea, en las conversaciones debe atenderse la crisis y empobrecimiento en que nos tiene la industria forestal, por ejemplo”.

Por su parte, y tras los incidentes, la ministra Siches dijo que, “nuestra respuesta será integral y el gobierno no va a retroceder en el plan. Seguiremos con todo nuestro itinerario, buscando el diálogo y el reencuentro de nuestro territorio”, y añadió que, “Entendemos que lo que ocurre acá es violencia, pero también falta de Estado”, y confirmó que el subsecretario de Interior, Manuel Monsalve, visitará la zona la próxima semana. “Lo que necesita La Araucanía es la presencia de un Estado robusto”, remató la ministra, en un contexto donde las fuerzas represivas, militares, judiciales, carcelarias y culturales de, precisamente, el Estado oligarca de Chile, con el objeto de cautelar los intereses del negocio forestal y extractivista, tiene una presencia y conducta similar a la de un ejército de ocupación, como en Palestina o el Sahara Occidental; mantiene un ‘estado de excepción’ tal como en la dictadura cívico-militar, lo que es uno de los principales factores que han impedido un tipo de relación diferente entre las administraciones de turno del Estado y el pueblo nación mapuche.

Lo cierto es que diversos líderes mapuche, a lo largo de décadas y centurias, han explicado incesantemente que las comunidades indígenas del Wallmapu constituyen un pueblo nación mapuche distinto que el chileno, un pueblo que cuenta con una cosmovisión propia, una forma distintiva de relacionarse entre sí y con la naturaleza. Esas maneras posicionan al pueblo nación mapuche como una humanidad que rechaza el régimen capitalista y el colonialismo, y que lucha desde hace tanto por su autonomía, libertad y territorio.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s