Colombia. ELN se refiere a los avances e incertidumbres de la Mesa de Diálogos con el Gobierno

El lunes 12 de diciembre terminó en la capital de Venezuela el primer episodio de las conversaciones entre el Ejército de Liberación Nacional de Colombia, ELN, y la administración del Ejecutivo de Gustavo Petro, tras los propósitos de llegar a la paz.

El Comando Central del ELN informó que durante el primer ciclo se consiguió el respaldo a nivel internacional y de la Iglesia católica local a la Mesa de Diálogos, donde también estarán como países garantes Venezuela, México, Cuba, Noruega y Chile, en espera de que pronto asuma la presidencia Lula y Brasil se incorpore a dicho grupo.

Asimismo, la insurgencia rojinegra comunicó que mediante una misiva a las dos partes en tratativas, el Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres, ratificó la compañía de la institución mundial en la mesa, junto al Monseñor Henao de Colombia, y los países de Alemania, Suiza, Suecia y España.

También, con el fin de abordar hechos que demandan acciones humanitarias de ambas partes, el ELN y el Gobierno convinieron trabajar conjuntamente, centrándose en algún territorio específico del país, con la concurrencia de los Gestores de Paz de la guerrilla y la Oficina del Alto Comisionado de Paz gubernamental. La representación oficial tendrá la compañía de una caravana humanitaria, constituida de autoridades y sectores nacionales e internacionales, como la ONU y la Iglesia, con el fin de dialogar con las comunidades de la región, evaluar y analizar sus dinámicas y problemas, y elaborar un diagnóstico que desemboque en propuestas que tiendan a la solución de los conflictos.

La insurgencia camilista indicó que en esta primera parte de la Mesa se debatió sobre los ajustes y precisiones de la agenda acordada en 2016 con la administración Santos, cuestión que debiera allanar el abordaje hacia el próximo momento de conversaciones, el cual se concentrará en la participación de la sociedad como corazón del proceso.

El ELN enfatizó que se han multiplicado las bandas paramilitares avaladas por las fuerzas militares y policiales del Estado, y que en regiones del país existen grupos narcotraficantes que cuentan con la protección, ya no sólo de soldados y policías, sino que incluso de muchas autoridades y agencias de control institucionales. La insurgencia agregó que persiste el asesinato y crimen sistemático sobre los liderazgos sociales de la población. De continuar la realidad brutal antes mencionada, sin ser enfrentada por el Gobierno, el ELN estimó que los Diálogos de Paz se aproximarían a inciertas dimensiones sobre las materias que todos esperan se cumplan.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s