Chad, un minué en el Sahel

por Guadi Calvo Por fin, en el Chad, las cuestiones políticas se han resuelto y el panorama confuso que se cirnió sobre el país, tras la muerte en combate del presidente Idriss Déby en abril del año pasado, se han aclarado, y ahora sí, la república del Chad, es gobernada por una dictadura en toda…

Ayman al Zawahiri, otra muerte oportuna

por Guadi Calvo Pareciera ser que la muerte de los líderes de las organizaciones terroristas, se ha convertido en algo así como un airbag, destinado a utilizar en caso de extrema necesidad de los presidentes norteamericanos. En el caso del, por lo menos oscuro, asesinato de Osama bin Laden, en mayo de 2011, un momento…

Sahel: Más caras extrañas

por Guadi Calvo Intentando evitar los errores, por los que fueron expulsados de Mali, tras el fracaso de casi diez años en su lucha contra el terrorismo wahabita, el ejército francés, tras una drástica reducción de sus efectivos, acaba de mudar a Níger, la base de la Operación Barkhane, la que pasó de cinco mil…

La OTAN extiende su sombra al Sahel

por Guadi Calvo Las conclusiones tras la cumbre de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) que acaba de concluir el pasado día treinta de junio en Madrid, entiéndase como las nuevas órdenes impartidas por Washington, a sus socios europeos englobadas en “el Nuevo Concepto Estratégico”, se centran, principalmente, en mayores aportes para continuar…

Occidente, sólo un ‎simulacro de Libertad

Red Voltaire reproduce para sus lectores un texto redactado originalmente a pedido ‎de la Fundación para Combatir la Injusticia, de Evgueni Prigoyin. El autor hace un ‎recuento de la protección que el presidente francés Jacques Chirac le concedió y de los ‎intentos de asesinato dirigidos posteriormente contra él y contra su equipo de trabajo. ‎Nuestros lectores pudieron seguir muy de cerca esos hechos, pero es la primera vez ‎que Thierry Meyssan se expresa públicamente sobre la persecución de la cual ha sido objeto. Su intención no es iniciar un ajuste de cuentas –las personalidades implicadas ‎en esa persecución seguramente creían estar sirviendo al país. Pero los franceses deben ‎conocer los crímenes que se cometen en su nombre.