Ucrania es una pieza en “El gran tablero de ajedrez”

Por Rick Sterling, Resistencia Popular

El libro de Zbigniew Brzezinski “El gran tablero de ajedrez” se publicó hace 25 años. Sus suposiciones y estrategias para mantener el dominio global de EE. UU. han tenido una gran influencia en la política exterior de EE. UU. A medida que evoluciona el conflicto en Ucrania, con el potencial de convertirse en una guerra mundial, podemos ver a dónde conduce esta política y cuán crucial es reevaluar.

La necesidad de dominar Eurasia

La premisa básica de “El gran tablero de ajedrez” se describe en la introducción:

Con el colapso de la Unión Soviética, Estados Unidos es la única potencia global

Europa y Asia (Eurasia) juntas tienen la mayor superficie terrestre, población y economía

EE. UU. debe controlar Eurasia y evitar que otro país desafíe el dominio de EE. UU.

Brzezinski resume la situación: «Estados Unidos es ahora la única superpotencia global y Eurasia es el escenario central del mundo». Agrega: «Es imperativo que no surja ningún retador euroasiático, capaz de dominar Eurasia y, por lo tanto, de desafiar a Estados Unidos».

El libro examina las diferentes naciones de Eurasia, desde Japón en el este hasta el Reino Unido en el oeste. Toda la masa terrestre de Europa y Asia está cubierta. Este es el «gran tablero de ajedrez» y Brzezinski analiza cómo EE. UU. debería «jugar» diferentes piezas en el tablero para mantener a raya a los posibles rivales y EE. UU. en control.

La influencia de Brzezinski

Brzezinski fue un asesor de seguridad nacional muy poderoso del presidente Carter. Antes de eso, fundó la Comisión Trilateral. Más tarde enseñó a Madeline Albright y a muchas otras figuras claves de la política exterior estadounidense.

Brzezinski inició la «trampa de Afganistán». Ese fue el programa secreto estadounidense de 1979 para movilizar y apoyar a los combatientes extranjeros muyahidines para invadir y desestabilizar Afganistán. En este período, Afganistán estaba experimentando cambios positivos dramáticos. Como lo describe el académico canadiense John Ryan, “Afganistán alguna vez tuvo un gobierno secular progresista, con un amplio apoyo popular. Había promulgado reformas progresistas y otorgaba igualdad de derechos a las mujeres”.

El plan de Brzezinski era utilizar fuerzas locales reaccionarias y combatientes extranjeros para crear suficiente caos para que el gobierno pidiera a la vecina Unión Soviética que enviara apoyo militar. El objetivo general era «atascar al ejército soviético» y «darle su propio Vietnam».

Con una enorme financiación de los EE. UU. y Arabia Saudita, a partir de 1978, el plan resultó en caos, hambruna y derramamiento de sangre en Afganistán que continúa hasta el día de hoy. Aproximadamente 6 millones de afganos se convirtieron en refugiados huyendo del caos y la guerra.

Años más tarde, cuando se le entrevistó sobre esta política, Brzezinski se mostró orgulloso y explícito: “No presionamos a los rusos para que intervinieran, pero a sabiendas aumentamos la probabilidad de que lo hicieran”. Cuando se le preguntó si se arrepentía de las décadas de caos en Afganistán, fue claro: “¿Lamentar qué? Esa operación secreta fue una excelente idea. Tuvo el efecto de atraer a los rusos a la trampa afgana y ¿quieres que me arrepienta? …. Moscú tuvo que llevar a cabo una guerra que era insostenible para el régimen, un conflicto que provocó la desmoralización y finalmente la desintegración del imperio soviético…. ¿Qué es más importante en la historia mundial? ¿Los talibanes o el colapso del imperio soviético? ¿Algunos musulmanes agitados o la liberación de Europa central y el fin de la Guerra Fría?

Afganistán fue un peón en la campaña de Estados Unidos contra la Unión Soviética. La amoralidad de la política exterior estadounidense es clara y consistente, desde la destrucción de Afganistán a partir de 1978 hasta la hambruna actual causada por la congelación estadounidense de las reservas del gobierno afgano.

El retroceso también es claro. Los combatientes extranjeros entrenados por los EE. UU. y los saudíes se convirtieron en Al Qaeda y luego en ISIS. La masacre del club nocturno de Orlando de 2016, en la que murieron 49 personas y 53 resultaron heridas, fue perpetrada por el hijo de un refugiado afgano que nunca habría llegado a Estados Unidos si su país no hubiera sido desestabilizado intencionadamente. Paul Fitzgerald describe elocuentemente la tragedia en su artículo La visión de Brzezinski para atraer a los soviéticos a la trampa afgana es ahora la pesadilla de Orlando.

Supremacía y excepcionalismo de EE. UU.

El “Gran Tablero de Ajedrez” asume la supremacía y el excepcionalismo de EE. UU. y agrega la estrategia para implementar y hacer cumplir esta “primacía” en el escenario más grande e importante: Eurasia.

Brzezinski no apoya un mundo multipolar. “Un mundo sin la primacía de Estados Unidos será un mundo con más violencia y desorden y menos democracia y crecimiento económico…”. y “La única alternativa real al liderazgo global estadounidense en el futuro previsible es la anarquía internacional”.

Estas afirmaciones continúan hoy en día, ya que el establecimiento de la política exterior de los EE. UU. habla repetidamente sobre el «orden basado en reglas» y la «comunidad internacional» , ignorando el hecho de que Occidente es una pequeña fracción de la humanidad. Hacia el final de su libro, Brzezinski sugiere la “mejora” de las Naciones Unidas y una “nueva distribución de responsabilidades y privilegios” que tome en cuenta las “realidades cambiantes del poder global”.

La importancia de la OTAN y Ucrania

Con la disolución de la Unión Soviética y el Pacto de Varsovia, mucha gente en Occidente creía que la OTAN ya no era necesaria. La OTAN pretendía ser una alianza estrictamente defensiva y su único rival se había disuelto.

Brzezinski y otros halcones estadounidenses vieron que la OTAN podía usarse para expandir la hegemonía estadounidense y mantener el flujo de compras de armas. Por lo tanto, escribió que “una OTAN ampliada servirá bien tanto a los objetivos a corto como a largo plazo de la política estadounidense”.

Brzezinski insistió en que las preocupaciones o temores rusos deberían ser descartados. “Cualquier arreglo con Rusia sobre el tema de la ampliación de la OTAN no debe implicar un resultado que tenga el efecto de convertir a Rusia en un miembro de facto de la alianza que toma decisiones”. Brzezinski fue hábil para presentar una política agresiva y ofensiva de la mejor manera.

Brzezinski presenta a Ucrania como el país clave para contener a Rusia. Dice: «Ucrania es el estado crítico, en lo que respecta a la evolución futura de Rusia». Dice: «Sin Ucrania, Rusia deja de ser un imperio euroasiático». Este es otro ejemplo de su hábil redacción, porque Ucrania, como parte de una alianza militar hostil, no sólo impide un «imperio» ruso, sino que representa una amenaza potencial. Kiev está a menos de 800 kilómetros de Moscú y Ucrania fue una de las principales rutas de la invasión nazi.

Brzezinski era muy consciente del carácter controvertido de las fronteras de Ucrania. En la página 104 ofrece una cita que demuestra que muchos habitantes del este de Ucrania querían salir del país desde la desintegración de la Unión Soviética. La cita de 1996 de un periódico moscovita dice: «En el futuro previsible, los acontecimientos en el este de Ucrania enfrentan a Rusia a un problema muy difícil. Las manifestaciones masivas de descontento… irán acompañadas de llamamientos a Rusia, o incluso de exigencias, para que tome la región».

A pesar de esta realidad, Brzezinski desdeña los derechos y las quejas de Rusia. Él dice sin rodeos: «Europa es la cabeza de puente geopolítica esencial de Estados Unidos en el continente euroasiático». y “Europa occidental y cada vez más Europa central siguen siendo en gran medida un protectorado estadounidense”. La suposición no declarada es que Estados Unidos tiene todo el derecho de dominar Eurasia desde lejos.

Brzezinski aconseja a Rusia que se descentralice con el libre mercado y una confederación flexible de “Rusia europea, una Rusia siberiana y una República del Lejano Oriente”.

Afganistán es el modelo

Brzezinski es consciente de que Rusia representa un reto potencial para el dominio de EEUU sobre Eurasia, especialmente si se alía con China. En el «Gran Tablero de Ajedrez», escribe: «Si el espacio intermedio rechaza a Occidente, se convierte en una entidad única asertiva y obtiene el control del Sur o forma una alianza con el principal actor oriental, entonces la primacía de Estados Unidos en Eurasia se reduce drásticamente». Rusia es el «espacio intermedio» y China es el «principal actor oriental».

Ha sucedido lo que temía el estratega estadounidense: durante los últimos 20 años, Rusia y China han estado construyendo una alianza dedicada a terminar con la hegemonía estadounidense y comenzar una nueva era en las relaciones internacionales.

Esta puede ser la razón por la que Estados Unidos provocó agresivamente la crisis en Ucrania. La lista de provocaciones es clara: apoyo moral y material a las protestas de Maidan, rechazo del acuerdo con la UE («F*** la UE»), los asesinatos de francotiradores y el violento golpe de Estado de 2014, ignorar el Acuerdo de Minsk aprobado por el Consejo de Seguridad de la ONU, asesores y entrenamiento de la OTAN para los ultranacionalistas, armamento letal a Ucrania, negativa a aceptar la no pertenencia de Ucrania a la OTAN, amenazas de invadir Donbass y Crimea.

Antes de la intervención de Rusia en Ucrania, la soldado en servicio activo y ex congresista Tulsi Gabbard dijo “En realidad quieren que Rusia invada Ucrania. ¿Por qué lo harían? Porque le da a la administración de Biden una excusa clara para imponer sanciones draconianas… contra Rusia y el pueblo ruso y número dos, consolida esta guerra fría en su lugar. El complejo industrial militar es quien se beneficia de esto. Claramente controlan la administración Biden. Los belicistas de ambos lados en Washington que han estado aumentando estas tensiones. Si logran que Rusia invada Ucrania, se encierra en esta nueva guerra fría, el complejo industrial militar comienza a ganar mucho más dinero… ¿Quién paga el precio? El pueblo estadounidense… el pueblo ucraniano… el pueblo ruso paga el precio. Socava nuestra propia seguridad nacional, pero el complejo industrial militar que controla a tantos de nuestros funcionarios electos gana y corren al banco”.

Esto es cierto, pero las razones de las provocaciones son más profundas. Hillary Clinton resumió recientemente los deseos y sueños de los halcones de Washington: “Los rusos invadieron Afganistán en 1980… muchos países proporcionaron armas, consejos e incluso algunos asesores a quienes fueron reclutados para luchar contra Rusia… una insurgencia bien financiada básicamente impulsó los rusos fuera de Afganistán…. Creo que ese es el modelo que la gente está mirando ahora”.

La política exterior de Estados Unidos ha sido constante desde Brzezinski hasta Madeline Albright, Hillary Clinton y Victoria Nuland. Los resultados se ven en Afganistán, Irak, Yugoslavia, Libia, Siria y ahora Ucrania.

Al igual que con Afganistán, Estados Unidos “no presionó a Rusia para que interviniera”, sino que “aumentó a sabiendas la probabilidad de que lo hiciera”. El propósito es el mismo en ambos casos: utilizar un peón para socavar y potencialmente eliminar a un rival. Esperamos que Estados Unidos haga todo lo posible para prolongar el derramamiento de sangre y la guerra, empantanar al ejército ruso e impedir un arreglo pacífico. El objetivo de Estados Unidos es justo lo que dijo Joe Biden: un cambio de régimen en Moscú.

Al igual que Afganistán, Ucrania es solo un peón en el tablero de ajedrez.

Rick Sterling es un periodista de investigación en el Área de la Bahía de SF.


Publicado en: https://www.derechoalapaz.com/ucrania-es-una-pieza-en-el-gran-tablero-de-ajedrez/

En inglés en: https://popularresistance.org/ukraine-is-a-pawn-on-the-grand-chessboard/

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s