Una visión de la izquierda canadiense sobre el Moncada del 26 de julio en Cuba. Por Arnold August

Red de Intelectuales y Artistas en Defensa de la Humanidad

En 1953, cuando prácticamente todas las fuerzas progresistas y revolucionarias de Cuba no ofrecían ninguna solución viable para oponerse a la dictadura de Batista respaldada por Estados Unidos, Fidel Castro y sus camaradas sí elaboraron un camino. Fue una ruta caracterizada por declaraciones que cambiaron el juego, junto con hechos excepcionalmente valientes, de los que surgió el Movimiento 26 de Julio. Este movimiento, apoyado por aliados que luego se unieron a la causa, condujo al triunfo de la Revolución del 1 de enero de 1959. El resto, como dice el refrán, es historia. Sin embargo, la historia sigue haciéndose hoy en día, ya que Cuba se enfrenta a grandes desafíos. 

Hoy, los progresistas de todo el mundo podrían aprender muchas lecciones de 1953. Merece la pena destacar una de ellas. ¿Cómo creció la semilla que se plantó el 26 de julio de 1953 hasta convertirse en el Movimiento 26 de…

Ver la entrada original 987 palabras más

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s