Colombia. ELN se refiere al grave problema para la soberanía nacional de las operaciones de tropas y bases de EEUU en el país

El Comando Central del Ejército de Liberación Nacional de Colombia, ELN, ante la nueva visita al país de la General en jefe del Comando Sur estadounidense, Laura Richardson, para mirar cómo aviones de su gobierno arrojaron el cuestionado Glifosato sobre 1,5 millones de hectáreas del Parque de La Macarena en la Amazonía, afirmó que el imperialismo persiste con su trágico Plan Colombia, volviendo inahabitables inmensas extensiones territoriales.

Asimismo, la insurgencia rojinegra indicó que la fracasada política de guerra contra el narcotráfico que ejecuta Estados Unidos desde hace medio siglo, y que sólo ha causado invaluables daños ambientales, no piensa marcharse del país, así como la inclusión inconsulta del Estado colombiano en la OTAN y su guerra infinita. La guerrilla camilista añadió que tampoco el gigante del norte pretende retractarse de la aplicación de la Doctrina de Seguridad Nacional o del enemigo interno, inaugurada en 1947, y dedicada a destruir la lucha de varios pueblos del mundo y en particular de los latinoamericanos. En Colombia, semejante manual se puso en práctica por primera por la oligarquía liberal-conservadora en 1961, con el objetivo de aniquilar las disidencias políticas de un régimen social y económico injusto, explotador y extractivista, mediante el accionar terrorista del paramilitarismo que persiste hasta la actualidad.

El ELN expresó que resulta no creíble que, tras sus largos antecedentes, Estados Unidos abandone las políticas mencionadas y, en consecuencia, no se comprende que el presente inquilino de la Casa de Nariño continúe confiando en las tropas norteamericanas para salvaguardar la Amazonía. De hecho, añadieron los insurgentes, los propios pueblos originarios de esa zona califican como un grave error la militarización de suelos ancestrales, o la política que la administración actual del Estado ha llamado Seguridad Humana, cuando el remedio se encuentra en el empoderamiento de las facultades gubernativas de las comunidades indígenas con el propósito de preservar la Amazonía, territorio estratégico de la Madre Tierra.

Igualmente, la agrupación revolucionaria instó al presidente Petro a obrar en consecuencia con el articulado constitucional ligado a la defensa de la soberanía nacional, y cree las condiciones concretas y reales para la elaboración democrática de la paz con justicia social y el término de la guerra infinita, demandando el desalojo de las fuerzas militares extranjeras en territorio colombiano, y en especial, la finalización de los operativos castrenses de Estados Unidos y sus múltiples bases en el país.

En la misma línea, el ELN manifestó la urgencia de que Petro ordene priorizar el diálogo y abandonar la represión estatal sobre el mundo campesino que está efectuando la recuperación de sus propias tierras.

La insurgencia rebelde recordó que persiste el tratamiento de guerra a la movilización social; en agosto pasado hubo 16 masacres y 16 dirigentes populares y de derechos humanos fueron asesinados; y no se detiene la persecución a la juventud que hizo parte del estallido social de 2021, misma protesta que causó la modificación de las relaciones de fuerza en el país y la generación de condiciones para el triunfo electoral del presente mandatario nacional.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s