Toda Bolivia contra la sedición de Camacho y Calvo: La extrema derecha naufraga

Por Andrés Figueroa Cornejo

El gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, y el jefe de su ultraderechista grupo cívico, Rómulo Calvo, van quedándose solos en su peregrino intento de inestabilizar al Gobierno democráticamente elegido de Luis Arce y David Choquehuanca, mediante un paro que, sin masividad ni apoyo, ha recurrido a la violencia y el daño al pueblo trabajador cruceño.

De hecho, este sábado 29 de octubre, se vivieron algunos enfrentamientos entre miembros de la llamada Unión Juvenil Cruceñista, una suerte de «camisas pardas» de los neofascistas, y los vecinos de la zona donde se encuentra la Planta de Almacenaje de Palmasola de YPFB que contiene combustible, tras ser atacada por los cívicos que pretendieron ocupar el sitio, sin éxito, portando petardos que pudieron haber provocado una desgracia de proporciones insospechadas.

Frente a las posiciones de Camacho y Calvo, representantes políticos de la facción oligárquica más conservadora y golpista del departamento, se efectuó un encuentro de movimientos sociales en Yapacaní provenientes de los municipios de Santa Rosa del Sara, San Julián, Buena Vista, San Carlos y El Torno, los cuales resolvieron comenzar una marcha hacia la ciudad de Santa Cruz con el propósito de manifestarse en contra del paro y exigir la renuncia de Camacho por los perjuicios que ha ocasionado a la población más sencilla de la región. Entre las agrupaciones que demandan la salida de Camacho están la Federación de Trabajadores Gremiales, Central Obrera Departamental, Confederación de Pueblos Indígenas del Oriente Boliviano (Cidob), Federación Única de Trabajadores Campesinos, Federación Departamental de Mujeres, Campesinas Indígenas Originarias de Santa Cruz Bartolina Sisa, Federación de Interculturales del departamento de Santa Cruz, entre otros.

La banda sediciosa de Camacho y Calvo, pese a que el Gobierno nacional ha ofrecido todos los espacios de diálogo imaginables, como la reunión de representantes de toda la arquitectura del Estado en el pasado Encuentro Censo por Consenso del viernes 28 de octubre en Cochabamba, insiste en enarbolar la excusa de hacer el empadronamiento nacional el 2023 como envoltorio de sus verdaderos fines políticos de desestabilización antidemocrática, cuando el Censo técnicamente sólo puede implementarse en todo el país el 2024.

Hasta el arzobispo de Santa Cruz en su mensaje de misa dominguera, emplazó a Camacho y Calvo a terminar con su comportamiento antisocial y de fines personalistas e intereses particulares que están causando el dolor de millones de personas.

Por minuto se multiplican los llamados de diversas autoridades a los extremistas de derecha a deponer el paro y los incidentes de violencia.

Camacho y Calvo están dando los palos de ciego propios del naufragio político. Incluso la fracción más racista, autoritaria y conservadora de la oligarquía cruceña, ¿puede seguir confiando sus intereses a un par de intransigentes que ni siquiera son capaces de convencer a su propio entorno social ni menos erigirse como alternativa política de nada?

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s