El Internacionalismo y la victoria de Playa Girón

por José Miguel Carrera

La criminal agresión mercenaria en Playa Girón, hace ya 61 años, significó no solo una gran victoria del pueblo revolucionario cubano, sino también, la histórica proclamación del carácter socialista de la Revolución Cubana, firme e indestructible hasta el día de hoy.

La invasión se inició en la madrugada del 17 de abril de 1961 en la costa sur de Cuba. Barcos mercantes, unidades de guerra, barcazas y lanchas para carga ingresaron al lugar, transportaban más de mil contrarrevolucionarios preparados, financiados y dirigidos por el gobierno de EEUU, que desembarcaron en Playa Girón, provincia de Matanzas. Eran apoyados por mar y aire por militares norteamericanos. La invasión planificada por la CIA y denominado «Plan Pluto», pretendía crear una cabeza de playa en tierra firme, para luego instalar un «gobierno provisorio», el cual sería reconocido de inmediato por el gobierno de EEUU.

Tras los combates y a pesar de los sueños imperiales del presidente John F.  Kennedy, el día 19 de abril, en menos de 72 horas, las fuerzas dirigidas por el comandante Fidel Castro Ruz terminaron con la invasión. El resultado para los mercenarios fue de cerca de 200 muertos, alrededor de 1.200 prisioneros, y millones de dólares en pérdidas para el gobierno imperialista.

Cómo no resaltar la tremenda voluntad combativa de los revolucionarios cubanos que en tan poco tiempo acabaron con la partida mercenaria. Los invasores apresados fueron devueltos a los EEUU, sus padres putativos, pero para ello debieron aceptar canjear a cada contrarrevolucionario por alimentos para niños, compotas y medicinas, como exigencia del gobierno cubano.

Apenas conocida la noticia del ataque, nuestro Salvador Allende voló de inmediato a la isla, no quiso estar ausente del momento en que el pueblo cubano terminaba de asestar la primera derrota militar al imperialismo estadounidense en América Latina. Para Allende, Cuba revolucionaria era «El Faro que iluminaba los pueblos de nuestra América». El comandante Fidel, Raúl y demás dirigentes cubanos, nunca olvidarían la solidaridad de Allende y de muchos otros chilenos, como los mineros del carbón de Lota y Coronel, que se ofrecieron voluntarios para ir a defender a la revolución atacada.

Conocido es que es que Cuba brindó apoyo a cientos de chilenos y sus familias, sobre todo en los primeros momentos del golpe de estado contra el gobierno de Presidente Salvador Allende. Entregaron asilo, seguridad, salud, alimentación, trabajo, educación y vivienda a cada chileno asilado. Pero no fue solo eso, también otorgaron solidaridad a nuestra lucha por terminar con la dictadura pinochetista.

Eso es para un puñado de chilenos, también, recordar la Victoria de Playa Girón. ¿Por qué razón?

Cuando se conmemoraba el XIV Aniversario de la Victoria, en abril de año 1975, un grupo de cerca de sesenta jóvenes chilenos dejaron sus estudios y trabajos para ingresar, treinta de ellos, a la Escuela Inter Armas General Antonio Maceo, héroe de la independencia cubana, y otro grupo, a la Escuela de Artillería Comandante Camilo Cienfuegos, héroe de la lucha revolucionaria cubana. El objetivo: formarse como oficiales de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) de Cuba. Esta tarea obviamente con el beneplácito de los dirigentes -en esos tiempos- de los partidos comunista y socialista que habían sido parte del gobierno de Salvador Allende. Se argumentaba -por ellos- que fueron «incapaces de defender el Gobierno de la Unidad Popular del ataque de las Fuerzas Armadas golpistas chilenas» en septiembre de 1973.

Los dos grupos seleccionados inicialmente fueron para formar oficiales de Tropas Generales y de Artillería, 59 jóvenes en total. En paralelo a eso, un número importante de compañeras médicas comenzaban su especialización en la medicina militar. Viene a la memoria de esos días, Ana Flores «Elda», fallecida hace unos años, una de las diez doctoras militares chilenas combatientes internacionalistas en Nicaragua. De la especialidad de Tropas, nunca olvidamos a Miguel Rojas «Cachencho», cursaba tercero de medicina, tocopillano y graduado de Sub Teniente en 1976, combatiente internacionalista en la guerrilla nicaragüense, luego instructor y asesor del Ejército Popular Sandinista, encontró la muerte en un fatídico accidente un año después de la victoria sandinista. De los artilleros a Days Huerta, terminaba el segundo año de medicina, internacionalista, su posición fue descubierta por el enemigo somocista y murió en su puesto de explorador artillero solo a cuatro días del triunfo la revolución. Es el primer oficial chileno de las FAR caído en Nicaragua. Roberto Lira Morel, dentista, oficial, combatiente en el Frente Sur de la guerrilla, de gran cometido, luego del triunfo se unió a la lucha de los guerrilleros salvadoreños, murió en un combate en El Salvador y nunca se ha encontrado su cuerpo.

Durante ese año 75, nuevos jóvenes ingresaron a la Tarea Militar, entre ellos desde el exilio, Raúl Pellegrin, primer jefe del FPMR, y directamente de las cárceles chilenas, Galvarino Apablaza, nuestro jefe en Nicaragua, permanentemente perseguido por los gobiernos chilenos, incluido éste, el actual.

Un valioso contingente de compañeros socialistas también se incorpora en diferentes especialidades. Los mandos de las FAR seleccionaron a cuatro oficiales socialistas para acompañar a los guerrilleros nicaragüenses en el ataque y toma del puesto fronterizo de Peñas Blancas. Misión cumplida exitosamente. Es inolvidable para nosotros el artillero «Pancho» del Río, a la cabeza de ese grupo, ya fallecido.

Con la participación exitosa en la guerrilla de Nicaragua y su triunfo, el internacionalismo se transformó en parte integrante de la formación político-militar que se acometía, y a medida que terminaban sus estudios militares en las escuelas de la Fuerzas Armadas Revolucionarias, los nuevos hermanos partían a luchar contra los Contras en Nicaragua, en duros y prolongados combates, con dolorosas pérdidas de vida para nuestras filas, que ellos siempre recuerdan con respeto.

Nuestro internacionalismo es heredado de la revolución cubana y de la Victoria de Girón, nos hermanó para siempre con los revolucionarios sandinistas y nunca se borrará de nuestra memoria la entrega de nuestros compañeros y compañeras.

Saludamos a nuestros héroes de la Tarea Militar: Charlo Donald Reyes, Cristian Bascuñán, Edgardo Lagos,  Jorge Olivares Vega, José Ibáñez Godoy, Juan Cortés Zuleta, Juan Roberto Diez, Luis Emilio Mendoza, Manuel López Ibáñez, Víctor Otero, Volodia Alarcón Martínez, Eliseo Reyes, José Joaquín Valenzuela Levi, Juan Henríquez Araya, Roberto Nordenflycht, Raúl Escudero, Pedro Marín, Fernando Donoso, entre tantos otros inolvidables compañeros.

Honramos en Chile a los héroes de Girón, a Fidel, Raúl, y su glorioso pueblo cubano en este 61 aniversario. Unimos esta conmemoración al recuerdo permanente de nuestros héroes caídos y a sus familiares, al respeto a los demás hermanos y hermanas internacionalistas, a los compañeros y compañeras que construyeron y mantienen el Mausoleo en memoria de ellos en el Cementerio General de Santiago, convertido ya en un rincón de memoria y cultura combativa.

Hoy en Chile el balance no es bueno para los que combatimos a la dictadura, no podemos cerrar los ojos, siguen presos y presas políticos encarcelados, desde la Revuelta que brotó del alma popular en octubre de 2019, siguen luchadores mapuche encarcelados y perseguidos, siguen hermanos rodriguistas encarcelados, todavía hay chilenos exiliados que no pueden regresar al país… Con mayor razón recordamos a Raúl Pellegrin, combatiente internacionalista, que con la dignidad a cuestas, no aceptó «la falsa transición democrática» de finales de los ochenta y continuó la lucha. Entregó su vida en un lugar de la Cordillera de Andes. Orgullosos nos sentimos de haberlo seguido en vida, en sus combates y de seguir sus ideas hasta estos días.

La misión que emprendimos un mes de abril, hace 46 años, no ha terminado. Nació hija y hermana de la Victoria de Playa Girón, su ejemplo va delante de nosotros en la lucha eterna por la justicia social.

¡Honor y gloria a los y las combatientes internacionalistas chilenos!

¡Libertad para Mauricio Hernández Norambuena!

¡Libertad a los presos políticos chilenos y mapuche!

La memoria es nuestra cultura.

Abril 2022, Santiago, Chile.

José Miguel Carrera

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s